Jornada de concentración Crónica de la séptima ronda: Quizás

El pasado sábado pudimos disfrutar de una de esas tardes perfectas para cualquier apasionado por este deporte: una jornada de concentración.

Una prueba de fuego para nuestros ojos, ya que, rodeados de setenta y seis partidas, fue muy difícil no parar de dar vueltas buscando las posiciones más interesantes.

Una vez más, logramos dar vida a un lugar que después de cinco horas quedó invadido por el silencio.

Una vez más, demostramos que somos muchos los que estamos dispuestos a dar la mejor base y soporte a nuestro ajedrez.

Una vez más, se nos erizaban los pelos cuando a la frase de “pueden comenzar”, corazón y mente fueron de la mano frente a nuestro tablero.

Resultados por categorías

Preferente
Primera
Segunda
Tercera
Tercera

Clasificaciones provisionales

https://chess-results.com/tnr849120.aspx?lan=2&art=0&turdet=YES&flag=30

Pudimos cambiar impresiones, hablar de nuestro juego, de nuestros planes con otros jugadores, con otros amigos, a los que no veíamos hacía tiempo.

Pudimos disfrutar de una tarde diferente, de un pequeño sorbo de vida.

Enfilamos el inicio de la segunda vuelta con mariposas en el estómago.

Quizás los puestos se han definido y los equipos han puesto sus cartas sobre la mesa.

Quizás, todo esté escrito y es inevitable.

Pero estamos seguros de que seguirá la lucha hasta el final.

Que ya la última partida fue analizada y que volveremos a colocar las piezas y enfrentarnos con el próximo rival y con nosotros mismos, buscando mejorar y seguir creciendo, ajedrecísticamente hablando.

Autor: fta_admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *